El municipio, por medio de la Oficina de Seguridad Público, mantiene un sistema integrado de cámaras de televigilancia con monitoreo permanente, durante las 24 horas del día, ubicadas en puntos estratégicos de la comuna desde el punto de vista de la seguridad.

Las cámaras de televigilancia no sólo contribuyen a reducir los índices de delincuencia por su efecto disuasivo, sino que además sirven como medios de prueba ante los tribunales y juzgados.

Este sistema posee una sala de recepción de imágenes en la Novena Comisaría, ubicada en Avenida Hipódromo Chile 1025, asegurando una coordinación constante con Carabineros de Chile.

Ubicación de cámaras:

mapa