Una tótem inteligente, que mide temperatura y uso de mascarilla con reconocimiento facial, se instaló a partir de esta semana en la Municipalidad de Independencia, con el objetivo de resguardar a los funcionarios municipales y personas que vayan a realizar sus trámites a las dependencias del municipio.

El objetivo consiste en evitar el riesgo de contar con un trabajador que esté exclusivamente dedicado a tomar la temperatura de cada una de las personas que ingresan a un recinto, como un municipio por ejemplo.

Una situación cotidiana que Gonzalo Durán, alcalde de la Municipalidad de Independencia, ha manifestado de manera reiterada desde que se desató la crisis, “cada municipalidad está haciendo lo que mejor puede a pesar de la escasez de recursos y desde el primer día nuestros funcionarios están en la calle, atendiendo la necesidad de los vecinos. Somos la otra “primera línea” que por estos días ha ayudado, entre otras cosas, a que la gente se vacune o algo tan indispensable como es alimentarse porque no tienen ninguna posibilidad de generar sustento para sus familias”.

Una preocupación transversal en la ciudadanía y que motivó a las empresas chilenas Sima Digital y Sincovid, a donar parte de los equipos de control inteligente que incorporaron en el mercado para mitigar los contagios: “Somos conscientes de que todos debemos aportar desde los distintos espacios y ante una necesidad urgente de proteger a los protagonistas de esta historia es que tomamos la decisión de entregar dos de nuestros productos: un Tótem de control inteligente, TCI, el cual cuenta con funciones de control y sanitización activas. Posee una cámara infraroja de alta definición capaz de medir la temperatura facial de una persona con un rango de error del 0,2 ºC. Además, tiene un dispensador de líquido desinfectante sin contacto para desinfección de manos y al interior de su base tiene dispositivo generadore de ozono que reducen o eliminan la carga patógena que pudiese haber en el ambiente”, explica Osvaldo Morelli, gerente general de Sima.

La ayuda a este municipio de la zona norte también considera la entrega de una pantalla activa, la que da mayor seguridad a los espacios de trabajo y que en este caso se implementará en la farmacia popular ubicado al interior de la municipalidad de Independencia, considerando que el virus permanece en suspensión por horas y que nuestra pantalla activa ante el flujo de personas interactuando, reduce el riesgo de contagios proyectando luz UVC germicida de forma controlada inactivando microorganismos, virus y bacterias al contacto, creando un escudo protector invisible, que impide la replicación.

“Esta es una tremenda oportunidad para proteger a los vecinos que acudan a las dependencias de nuestro municipio a buscar sus medicamentos, así como también nos permitirá un mayor control y protección de nuestros funcionarios que están expuestos a diario para ayudar a aplacar este virus que afecta sin distinciones”, precisó el alcalde Durán.

Por último, Braulio Guitérrez de Sincovid aseguró que “ésta es la manera correcta de hacer las cosas, nos motiva ayudar de forma seria y tomarnos esto como un trabajo que nos entrega la posibilidad de vivir en delante de manera más segura esta nueva realidad”.