Fiel a su sello medio ambiental, la Escuela de Párvulos Antu–Huilen es uno de los 20 establecimientos que a nivel nacional se adjudicó el Fondo de Protección Ambiental 2020 (FPA), en su línea iniciativas sustentables para establecimientos educacionales, categoría invernadero y compostaje, entregado por el ministerio del Medio Ambiente.

Con el proyecto “Un invernadero educativo: un espacio para el desarrollo de hábitos y estilo de vida sostenible en el plan maestro de sustentabilidad integral de la Escuela de Párvulos Antu – Huilen”, se adjudicó 4 millones de pesos en la 23° versión del FPA y fue elaborado con el apoyo del Centro de Padres y Apoderados del establecimiento.

Con estos recursos, la escuela construirá un invernadero, el cual se constituirá en una importante herramienta pedagógica con la que se espera involucrar no solo a los niños y niñas, sino a toda la comunidad educativa en la adquisición de nuevos hábitos saludables, comprometidos con el medio ambiente y su protección. Con ello, la escuela de párvulos avanza aún más en la profundización de su sello educativo, enfocado en el respeto y cuidado ambiental.

El FPA busca financiar iniciativas demostrativas que fomenten la gestión ambiental en los establecimientos educacionales, generando hábitos y conductas sustentables, e incorporando actividades de educación ambiental.