Con éxito se realizó la segunda entrega de los 1443 sets educativos destinados a las y los párvulos de salas cunas, jardines infantiles y a las y los estudiantes de Prekínder y Kínder de las escuelas y liceos públicos de la comuna.

La inversión tanto de la primera como de la segunda entrega superó los 65 millones de pesos y fue financiada a través del Fondo de Apoyo a la Educación Pública, FAEP, que el municipio en su calidad de sostenedor gestionó ante el Ministerio de Educación para la entrega de los materiales a las y los alumnos matriculados en las unidades educativas municipales. Ambas entregas se efectuaron para paliar los efectos que la emergencia socio-sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 sobre la primera infancia, la que ha sido particularmente afectada por la alteración de sus rutinas pedagógicas.

Durante la entrega en la Sala Cuna y Jardín Infantil Gabriela Mistral, Durán remarcó la preocupación del municipio por las comunidades educativas, que se han visto particularmente afectadas por la complejidad de la emergencia socio-sanitarias. “Hemos procurado hacer un esfuerzo por estar conectados, de establecer un vínculo que les haga ver que pese a este distanciamiento físico provocado por la pandemia, estamos profundamente conectados con ustedes y sus necesidades, tratando de abordarlas de la mejor manera posible para potenciar el desarrollo de nuestros niños y niñas”, expresó. Por su parte Ivana Hernández, mamá de Fernanda López de sala cuna menor, y quien hasta antes de la pandemia trabajaba en un jardín infantil particular, manifestó su agradecimiento por la preocupación del equipo de la sala cuna. “El apoyo que hemos tenido del jardín ha sido maravilloso y el municipio se ha portado muy bien. Desde el principio las tías nos llaman, se preocupan de la vestimenta, la alimentación, hacen reuniones de apoderados. Por mi trabajo puedo comparar experiencias y veo que el trato con las tías, con los apoderados es súper diferente”.

Los sets se diferencian según el nivel educativo, teniendo como elemento común el morral que los contiene. Así, en Sala Cuna se entregaron 10 títeres de dedo, cascabeles de mano y pelota didáctica cascabel. En tanto, para los niveles Medio Menor y Mayor se distribuyeron kits con diversos tipos de pegamento, témperas, cartulinas, lápices de cera, crayones y papel lustre, entre otros. Por último para Prekínder y Kínder se entregaron masas aromatizadas y dos juegos didácticos (memorice animales de la granja y objetos).

El objetivo pedagógico detrás de la entrega de estos materiales es ofrecer variedad de posibilidades de aprendizajes para los niños/as a través de la exploración, creación y descubrimiento, favoreciendo el juego y las actividades lúdicas. También se busca potenciar el lenguaje y pensamiento lógico entre otros aspectos, para que aprovechen estos materiales de acuerdo a sus intereses y formas de aprender de manera autónoma en colaboración con sus familias.