Esta mañana, el Servicio Electoral (Servel) encabezó una representación en terreno, para graficar oficialmente cómo se llevará a cabo la votación del próximo 25 de octubre, día del Plebiscito Nacional.

En el encuentro participaron el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral, Patricio Santamaría, el Intendente Metropolitano, Felipe Guevara; el alcalde de Independencia, Gonzalo Durán, junto a los ediles de Ñuñoa, Providencia, Peñalolén, entre otras comunas.

Santamaría, presidente del consejo directivo del organismo, reiteró algunas de las medidas especiales que se adoptarán, como el horario exclusivo para personas mayores de 60 años. Además se recalcó que se debe acudir al local de votación sin acompañante, y el uso obligatorio de mascarilla, que sólo se retirará por tres segundos para que el presidente de la mesa designada verifique la identidad.

Al respecto, el alcalde de Independencia valoró el «extraordinario servicio del Servel para garantizar las medidas sanitarias», hizo hincapié en que aún quedan dos puntos pendientes planteados por los Municipios por un Plebiscito Seguro: «en primer lugar es el transporte gratuito en todo Chile para que la gente pueda acudir a sus locales de votación. El país se enfrenta a una grave pandemia social producto del coronavirus, y por tanto, puede ser muy oneroso para una familia numerosa acudir a votar».

En segundo lugar, agregó, «vamos a insistir en la aplicación de test PCR antes y después del plebiscito a los vocales de mesa. Antes, con el propósito de que garantice que en ningún local pudiera eventualmente estar contagiado para poder llevar a cabo las labores necesarias durante ese día. Esto pues, como una medida de resguardo y preocupación por ese espacio».

A lo anterior, Durán explicó que «si no lo resuelve la autoridad sanitaria, convocaremos a lo menos voluntariamente a quienes sean definidos como vocales, para que acudan a los centros de salud municipal a aplicarse el test PCR».

Llamado a participar

En la misma materia, Santamaría llamó a la ciudadanía a participar en este proceso democrático, indicando que “sabemos que hay temor, pero también quiero enfatizar que ir a votar este 25 de octubre no será más peligroso que ir al supermercado, pagar la cuenta, hacer un trámite”.

Concluyó que «lo que está en juego es demasiado importante para que nuestros ciudadanos se resten. Hacemos un llamado a la participación serena, responsable e informada”, cerró.