Hace dos años, tres amigos de la infancia se unieron para elaborar cerveza artesanal. La determinación y el interés por dedicarse únicamente a este oficio, consiguió que los profesionales se alejaran de su rutina laboral en el área de la ingeniería, generando un camino con más convicción que certeza.

A través de la literatura, la práctica y los estudios, se nutrieron en el mundo de la cebada hasta llegar a la fórmula buscada por ellos: la cerveza IPA.

En un comienzo lograron generar dos cervezas semanales, las cuales repartían a sus cercanos, consiguiendo así la mayor cantidad de críticas para perfeccionar el producto.

Para profundizar en este arte que data de la época de los egipcios y sumerios, ingresaron a la Universidad Católica de Valparaíso a realizar un diplomado en la materia, donde conocieron a verdaderos maestros que les ofrecieron orientación y los guiaron de buena forma en su emprendimiento.

Con los primeros ingresos económicos, invirtieron en herramientas, entre ellas, cuatro ollas y un par de fermentadores pequeños, lo que les permitió comenzar a trabajar en la cervecería.

En el 2016 se instalaron en un galpón, ubicado en el sector de Reina María, lugar donde se establecieron distribuyendo las maquinarias y los implementos.

El Ingeniero Comercial y socio de la cervecería, Marcelo Destefani, sostuvo que “nosotros utilizamos los mismos procesos de las cervezas industriales, en temas de control de calidad, de sanidad, equipo, pero a nivel mas pequeño. Lo que nos diferencia, son las recetas, más que las técnicas de elaboración”.

La especialidad, después de incursionar en distintas variedades, es la cerveza IPA, la cual se caracteriza por el lúpulo y la escasez de la malta. La flor del lúpulo aporta sabores amargos y aromas propios a la cerveza, y eso es lo que se usa para contrarrestar la dulzura de la malta y obtener una cerveza de un sabor más equilibrado.

Medalla de Plata en La Copa de Cervezas de América

El ingeniero, revela que se plantearon corregir todos los detalles con el fin de preparar una cerveza IPA para la Copa de Cervezas de América 2017, la más importante de Latinoamérica, lugar donde se exponen a la evaluación de jueces internacionales y a un concurso de alto grado de competitividad.

Hasta Pronto fue galardonada con medalla de plata en la categoría IPA, superando incluso a EE. UU, la cual llevaba la delantera en el concurso.

En el galpón donde trabajan actualmente, se realizan actividades recreativas y culturales. Casa Abierta, es una iniciativa que busca crear un espacio en donde las personas puedan intercambiar ideas e inquietudes. Un agradable espacio, que posee una terraza con mesas y sillas para compartir, además de un sector que expone obras artísticas, un bar con venta de bebidas, cervezas y comida gourmet para disfrutar en conjunto con música en vivo de bandas chilenas.