Gracias al plan de mejoramiento de la educación pública y por medio de una inversión de $125.592.523 se renovó el mobiliario del 78% de los establecimientos educacionales municipales. De esta forma las escuelas Camilo Mori, Luis Galdames, Nueva Zelandia y los liceos Gabriela Mistral, REAR y San Francisco de Quito, incorporaron 4210 sillas, 4210 mesas, 94 pizarras y 186 gabinetes, además de nuevo equipamiento para las salas de profesores.

Asimismo, la escuela Antu Huilen aumentó para este año su matrícula prebásica en un 41%, pasando de 364 a 512 alumnos.

Desde el Departamento de Administración de la Educación Municipal (DAEM), señalan que también durante este año se impartirán a todos los colegios municipales planes de sexualidad, afectividad y de género y se ampliará el proceso de certificación ambiental, con miras a reforzar la formación integral de los estudiantes.

Al respecto, Isabel Escribano, directora del liceo de niñas, Rosa Ester Alessandri Rodríguez (REAR), establecimiento que imparte educación científico-humanista a cerca de 1200 alumnas, afirma que dentro de las principales proyecciones para el 2019 está la continuidad en el desarrollo de contenidos que fomentan el pensamiento crítico, la creación artística, la formación en género y la multiculturalidad. “Queremos ser un referente en la educación pública de calidad en la zona norte metropolitana. Para ello, buscamos que nuestra comunidad se apropie de nuestro proyecto educativo e institucional y sus planes asociados, entre ellos, afectividad, sexualidad, género y educación cívica, para los cuales hemos diseñado una variedad de talleres extra programáticos”, señaló la directora.