Nació en la ciudad de Santiago y pasó su infancia junto a sus padres y abuelos en la comuna de San Miguel. Allí creció jugando fútbol en el club del barrio, yendo al colegio y haciendo una intensa vida comunitaria.

A los 12 años se trasladó junto con su familia a Ñuñoa, donde luego de terminar la educación básica entró al Liceo 7 de hombres. Este período sería determinante en el futuro político de Gonzalo, pues el año 1983, cuando cursaba segundo medio, un compañero de colegio fue asesinado por una golpiza de carabineros. Esto le produjo un profundo impacto y organizó un acto de conmemoración en el liceo junto con amigos y familiares.

A raíz de este trágico suceso, Gonzalo comenzó a tener un papel más activo en el movimiento estudiantil de la Región Metropolitana, donde finalmente terminaría jugando un rol protagónico: fue parte de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES); participó en la Coordinadora de Organizaciones de Enseñanza Media (COEM) y luego, junto a otros líderes estudiantiles, constituyó el comité Pro-FESES que daría origen a la nueva Federación de Estudiantes Secundarios de Santiago (FESES).

Uno de los hitos de este período fue la toma del Liceo 12, reivindicación emblemática del movimiento estudiantil y un ícono de la lucha contra la dictadura en el que a Gonzalo participó como actor de primera línea. Aunque hubo otras, la toma del Liceo 12 en julio de 1985, con más de 350 detenidos y la renuncia del Ministro de Educación de la época, fue, sin duda, la que tuvo mayor significado y simbolismo. Así, años después, los hechos ocurridos ese día, darían origen al premiado documental Actores secundarios, uno de los films más vistos en la historia del cine chileno.

En el año 1988 Gonzalo entró a estudiar filosofía a la Universidad Católica de Valparaíso. Ahí estuvo hasta que decidió viajar a Europa el año 1989. En Europa vivió de cerca los meses inmediatamente anteriores a la caída del muro de Berlín y toda la convulsión que este proceso estaba causando en materia ideológica, política y social. Esta experiencia le aportó una nueva visión sobre la política y los procesos históricos. Volvió a Chile un año después, en marzo de 1990, en los primeros meses de la naciente democracia.

Llegada de la democracia

De vuelta de la experiencia europea, Gonzalo se integró rápidamente a la Municipalidad de Santiago como asesor de Jaime Ravinet. Allí trabajó en el Programa Municipio Participación, donde se comenzó a discutir un plan estratégico para Santiago, comuna que en ese momento contaba con Cabildos Barriales. En esta instancia, Gonzalo Duránparticipó en el debate sobre la creación de la comuna de Independencia. Una vez decidida su conformación, en 1991, comenzó a trabajar en la nueva comuna como Jefe de Organizaciones Comunitarias. Un año después se trasladó a vivir a Independencia y cuatro años más tarde, en 1996, fue por primera vez candidato a concejal. Ya en función como concejal, dedicó su trabajo a temas valóricos y a impulsar el respeto a la diversidad, en un momento en que desde alcaldía se estigmatizaba todo lo que fuera diferente de los usos tradicionales.

Por otro lado, en los dos períodos en que fue concejal -1996 al 2000 y 2000 al 2004- Gonzalo fue uno de los redactores internos del concejo y participó activamente en comisiones que marcaron un hito respecto de cómo ejercían su cargo los concejales, con vista a consolidar una institucionalidad fuerte en cuanto a este rol municipal. También presidió la Comisión de Desarrollo Comunitario, donde promovió con mucha energía la participación activa de todos los vecinos.

El año 2004, Gonzalo Durán fue candidato a alcalde por la comuna. En esa oportunidad obtuvo el 46% de las votaciones y perdió sólo por 500 votos. Luego, a propósito de los resultados de esta elección, trabajó – como profesional con estudios de antropología y egresado de derecho- en otras instituciones, pero siempre en el ámbito público: fue Jefe de Gabinete de la sub dirección del INJUV, Jefe de Seguridad de la Intendencia en el 2007 y, más tarde, Jefe de Gabinete en la municipalidad de la Florida. No obstante, siempre se mantuvo vinculado a Independencia.

Los sueños de la gente

El 2012 fue un año doblemente importante: en el ámbito de la vida personal, Gonzalo junto a Valeska Naranjo y sus hijos Diego, Mateo y Emilia formaron una nueva familia, mientras que en el terreno político surgió, por segunda vez, la posibilidad de ser candidato a alcalde por Independencia y realizar los cambios pendientes con que había soñado cuando era concejal.

Así, con la convicción de que Independencia podía ser una mejor comuna, con más espacio públicos, más ordenada, más limpia, con mayor resguardo de su patrimonio, en fin, con más progreso y calidad de vida para su gente, Gonzalo fue a la primaria del Partido Socialista y luego a la primaria de la concertación; en ambas ganó y pudo competir como candidato de la Concertación.

Luego de una larga campaña que contó con una masiva participación de los vecinos, Gonzalo Durán fue electo alcalde de Independencia en noviembre del 2012. Asumiría su cargo con un profundo sentimiento de satisfacción por el camino recorrido y por todas las dificultades superadas. Pero también con la conciencia de la enorme responsabilidad que significa cumplir con las expectativas de todos quienes votaron por recuperar a Independencia y llevar a cabo todo eso por lo que se había trabajado; un proyecto que representaba los sueños de tanta gente. Comenzaba así una nueva etapa en la historia de la comuna.

Para leer una entrevista a Gonzalo Durán, haz click AQUÍ